Momento para la opción nuclear: Lluvia de dinero en la economía real (Main Street)

Publicado el 22 de septiembre de 2015 por Ellen Brown

Las predicciones son que muy pronto estaremos viendo la ‘opción nuclear’ — dinero creado por el banco central, inyectado directamente en la economía real. Habiendo fallado todas las demás opciones, los gobiernos se verían reducidos a emitir dinero directamente para cubrir déficits presupuestales. Así lo advierte un artículo del 18 de septiembre en ZeroHedge titulado It Begins: Australia’s Largest Investment Bank Just Said ‘Helicopter Money’ Is 12-18 Months Away (Así comienza: El banco de inversión más grande lo acaba de afirmar: El ‘Dinero Helicóptero’ está entre 12 y 18 meses de distancia).

Los reformistas monetarios dirían que ya era hora. Prácticamente todo el dinero en la actualidad se crea como deuda bancaria, pero las personas ya no pueden asumir más deuda. La oferta monetaria se ha contraído junto con la habilidad de las personas para pedir más dinero prestado generando su existencia. Intentos de ‘flexibilización cuantitativa’ (QE por sus siglas en inglés) buscan reinflar la oferta monetaria dándole dinero a los bancos para crear más deuda, pero esta política ha fallado. Es el momento de intentar lanzar algún dinero libre de deuda sobre Main Street (la economía real).

Sigue leyendo

Anuncios

La banca pública en Costa Rica: un modelo destacable poco conocido

Publicado el 11 de noviembre de 2013 por Ellen Brown.

En Costa Rica, los bancos de propiedad pública han estado disponibles por tanto tiempo y funcionado tan bien, que la gente da por sentado que cualquier país que sabe cómo manejar una economía tiene la opción de la banca pública. Los costarricenses se sorprenden al escuchar que sólo hay un banco de depósitos público en los Estados Unidos (el Banco de Dakota del Norte), y que pocas personas tengan acceso privado al mismo.

Lo mismo dice el activista político Scott Bidstrup, que escribe:

Durante la última década, he residido en Costa Rica, donde hemos tenido una ‘opción pública’ por los últimos 64 años.

Existen 29 bancos autorizados, asociaciones mutuales y cooperativas de crédito en Costa Rica, de los cuales cuatro fueron establecidos como bancos nacionales de propiedad pública en 1949. Desde entonces, han permanecido abiertos y en manos públicas, a pesar de la enorme presión por parte del FMI [Fondo Monetario Internacional] y los Estados Unidos por privatizarles junto con otros bienes públicos. Los costarricenses han resistido a la presión, porque el valor de una opción pública en la banca se ha hecho inmensamente claro para todos en el país.

Durante las últimas tres décadas, un sinnúmero de bancos privados, asociaciones mutuales (una especie de sociedades de ahorro y préstamo) y cooperativas de crédito, han ido y venido, y los depositantes en ellos inevitablemente han perdido la mayor parte del valor de sus cuentas.

Pero los cuatro bancos estatales, que compiten ferozmente entre sí, sólo siguen y siguen. Debido a que son estables y ninguno ha fallado en 31 años, la mayoría de los costarricenses movieron la mayor parte de su dinero a ellos. Esos cuatro bancos en la actualidad representan el 80% de todos los depósitos individuales en Costa Rica, y las 25 instituciones privadas comparten el resto entre sí.

Sigue leyendo

Los bancos públicos son clave para el capitalismo

Publicado el 2 de octubre de 2013 por Ellen Brown

La sección “Room for Debate” del New York Times Times recientemente organizó un debate llamado In banking, should there be a public option?” (En la banca, ¿debería haber una ‘opción pública’?) He aquí mi visión:

Preguntarse si los bancos públicos podrían interferir con el libre mercado, supone que tenemos libre mercado, lo que no es cierto. La banca está altamente subvencionada y monopolizada por Wall Street, que efectivamente ha ‘comprado’ el Congreso. Los bancos han sido rescatados por el Gobierno, cuando en un mercado libre se habrían ido a la quiebra. La Reserva Federal manipula descaradamente las tasas de interés de una manera que le sirve a Wall Street, prestando billones de dólares a un interés de casi cero, y empujando las tasas de interés tan artificialmente a la baja, que los gobiernos locales han perdido billones en swaps sobre las tasas de interés.

Sigue leyendo