Los bancos públicos son clave para el capitalismo

Publicado el 2 de octubre de 2013 por Ellen Brown

La sección “Room for Debate” del New York Times Times recientemente organizó un debate llamado In banking, should there be a public option?” (En la banca, ¿debería haber una ‘opción pública’?) He aquí mi visión:

Preguntarse si los bancos públicos podrían interferir con el libre mercado, supone que tenemos libre mercado, lo que no es cierto. La banca está altamente subvencionada y monopolizada por Wall Street, que efectivamente ha ‘comprado’ el Congreso. Los bancos han sido rescatados por el Gobierno, cuando en un mercado libre se habrían ido a la quiebra. La Reserva Federal manipula descaradamente las tasas de interés de una manera que le sirve a Wall Street, prestando billones de dólares a un interés de casi cero, y empujando las tasas de interés tan artificialmente a la baja, que los gobiernos locales han perdido billones en swaps sobre las tasas de interés.

Sigue leyendo

Haciendo del mundo un lugar seguro para los banksters: Siria en la mira

Publicado el 4 de septiembre de 2013 por Ellen Brown

Los poderes del capitalismo financiero tenían otro objetivo de gran alcance, nada menos que crear un sistema mundial de control financiero en manos privadas, capaz de dominar el sistema político de cada país y la economía del mundo en su conjunto. — Profesor Caroll Quigley, Georgetown University, Tragedy and Hope (1966)

Irak y Libia han sido eliminados, e Irán ha sido fuertemente boicoteado. Siria está ahora en la mira. ¿Por qué? He aquí un escenario que se pasa por alto.

En un artículo de agosto de 2013 titulado Larry Summers and the Secret ‘End-game’ Memo, Greg Palast publicó la evidencia de un plan secreto de finales de los años noventa ideado por Wall Street y funcionarios del Departamento del Tesoro de los Estados Unidos, para abrir la banca al lucrativo negocio de los derivados. Para llevar a cabo esto se requería de la relajación de las regulaciones bancarias, no sólo en los Estados Unidos sino a nivel mundial. El vehículo que sería utilizado fue el Acuerdo de Servicios Financieros (FSA por sus siglas en inglés) de la Organización Mundial del Comercio.

Sigue leyendo