Ganancias usureras sobre dinero fantasma: El dinero fácil de las tarjetas de crédito

Publicado el 14 de febrero de 2014 por Ellen Brown

El negocio de las tarjetas de crédito es ahora la más importante fuente de ingresos del sector bancario, en gran parte debido a lucrativos costos ocultos.

Usted paga el saldo de su tarjeta de crédito cada mes, pensando que está tomando ventaja del ‘período de gracia sin intereses’ y obteniendo crédito gratis. Usted puede incluso utilizar su tarjeta de crédito cuando podría haber utilizado dinero en efectivo, sólo para obtener recompensas de viajero frecuente o la devolución de dinero en efectivo. Pero estos atributos populares son engañosos. Incluso cuando el saldo se paga a tiempo todos los meses, el uso de tarjetas de crédito impone un enorme costo oculto sobre los usuarios, oculto porque el costo se deduce de lo que recibe el comerciante, y que luego pasa a usted en la forma de precios más altos.

Visa y MasterCard les cobran a los comerciantes alrededor del 2% del valor de todas las transacciones de tarjetas de crédito, y American Express cobra aún más. Eso puede no parecer mucho. Pero considere que por los saldos que se pagan mensualmente (es decir, la mayoría de ellos), los bancos hacen un 2% o más sobre un préstamo con un promedio de sólo 25 días (dependiendo de cuando en el mes se realizó el cobro y cuando en el período de gracia fue pagado). Un 2% de interés por 25 días da una rentabilidad del 33.5% anual (1.02^(365/25)-1), y esa cifra puede ser conservadora.

Sigue leyendo

Los bancos públicos son clave para el capitalismo

Publicado el 2 de octubre de 2013 por Ellen Brown

La sección “Room for Debate” del New York Times Times recientemente organizó un debate llamado In banking, should there be a public option?” (En la banca, ¿debería haber una ‘opción pública’?) He aquí mi visión:

Preguntarse si los bancos públicos podrían interferir con el libre mercado, supone que tenemos libre mercado, lo que no es cierto. La banca está altamente subvencionada y monopolizada por Wall Street, que efectivamente ha ‘comprado’ el Congreso. Los bancos han sido rescatados por el Gobierno, cuando en un mercado libre se habrían ido a la quiebra. La Reserva Federal manipula descaradamente las tasas de interés de una manera que le sirve a Wall Street, prestando billones de dólares a un interés de casi cero, y empujando las tasas de interés tan artificialmente a la baja, que los gobiernos locales han perdido billones en swaps sobre las tasas de interés.

Sigue leyendo