Ganancias usureras sobre dinero fantasma: El dinero fácil de las tarjetas de crédito

Publicado el 14 de febrero de 2014 por Ellen Brown

El negocio de las tarjetas de crédito es ahora la más importante fuente de ingresos del sector bancario, en gran parte debido a lucrativos costos ocultos.

Usted paga el saldo de su tarjeta de crédito cada mes, pensando que está tomando ventaja del ‘período de gracia sin intereses’ y obteniendo crédito gratis. Usted puede incluso utilizar su tarjeta de crédito cuando podría haber utilizado dinero en efectivo, sólo para obtener recompensas de viajero frecuente o la devolución de dinero en efectivo. Pero estos atributos populares son engañosos. Incluso cuando el saldo se paga a tiempo todos los meses, el uso de tarjetas de crédito impone un enorme costo oculto sobre los usuarios, oculto porque el costo se deduce de lo que recibe el comerciante, y que luego pasa a usted en la forma de precios más altos.

Visa y MasterCard les cobran a los comerciantes alrededor del 2% del valor de todas las transacciones de tarjetas de crédito, y American Express cobra aún más. Eso puede no parecer mucho. Pero considere que por los saldos que se pagan mensualmente (es decir, la mayoría de ellos), los bancos hacen un 2% o más sobre un préstamo con un promedio de sólo 25 días (dependiendo de cuando en el mes se realizó el cobro y cuando en el período de gracia fue pagado). Un 2% de interés por 25 días da una rentabilidad del 33.5% anual (1.02^(365/25)-1), y esa cifra puede ser conservadora.

Sigue leyendo

Anuncios

¡Es el interés, estúpido! ¿Por qué los banqueros dominan el mundo?

Publicado el 8 de noviembre de 2012 por Ellen Brown

En la edición de 2012 de Occupy Money, publicado la semana pasada, la profesora Margrit Kennedy señala que un pasmoso 35% a 40% de todo lo que compramos va a los intereses. Estos intereses van a banqueros, financistas y tenedores de bonos, que se llevan una tajada del 35% al ​​40% de nuestro PIB. Esto ayuda a explicar cómo la riqueza es transferida sistemáticamente desde Main Street a Wall Street. Los ricos se hacen progresivamente más ricos a costa de los pobres, no sólo por la ‘avaricia de Wall Street’, sino debido a las inexorables matemáticas de nuestro sistema bancario privado.

Este tributo oculto a los bancos aparece como una sorpresa para la mayoría de las personas, que piensan que si pagan sus cuentas de tarjetas de crédito a tiempo y no toman préstamos, no están pagando intereses. Esto, dice la doctora Kennedy, no es cierto. Comerciantes, proveedores, mayoristas y minoristas en toda la cadena de producción, dependen del crédito para pagar sus cuentas. Tienen que pagar mano de obra y materiales antes de obtener un producto para vender, y antes de que el comprador final pague por aquel 90 días después. Cada proveedor en la cadena añade intereses a sus costos de producción, que se transfieren al consumidor final. La doctora Kennedy resalta cargos por intereses que van desde el 12% para la recolección de basura, un 38% por agua potable, hasta un 77% por arrendamientos en la vivienda pública en su país natal, Alemania.

Sigue leyendo