De Dakota del Norte a Escocia: explorando la opción de un banco público

Publicado el 7 de diciembre de 2012 por Ellen Brown

El Royal Bank of Scotland (RBS) y el Bank of Scotland, han sido los pilares de la economía y cultura de Escocia por más de tres siglos. Así que cuando el RBS fue nacionalizado por el gobierno del Reino Unido con sede en Londres tras la crisis bancaria de 2008, y el Bank of Scotland fue adquirido por el Lloyds Bank con sede en Londres, fue un shock para los escoceses. Ya no eran dueños de sus bancos más antiguos y venerables.

Otro evento sorpresivo, fue el triunfo del Scottish National Party (SNP) en las elecciones parlamentarias del 2011. Escocia sigue siendo parte del Reino Unido, pero ha tenido su propio parlamento desde 1999, algo parecido a los estados de los Estados Unidos. El SNP se ha reunido en torno a la petición de independencia del Reino Unido desde su fundación en 1934, pero fue un partido minoritario hasta la victoria de 2011, que le dio la mayoría absoluta en el Parlamento escocés.

Sigue leyendo

Anuncios

¡Es el interés, estúpido! ¿Por qué los banqueros dominan el mundo?

Publicado el 8 de noviembre de 2012 por Ellen Brown

En la edición de 2012 de Occupy Money, publicado la semana pasada, la profesora Margrit Kennedy señala que un pasmoso 35% a 40% de todo lo que compramos va a los intereses. Estos intereses van a banqueros, financistas y tenedores de bonos, que se llevan una tajada del 35% al ​​40% de nuestro PIB. Esto ayuda a explicar cómo la riqueza es transferida sistemáticamente desde Main Street a Wall Street. Los ricos se hacen progresivamente más ricos a costa de los pobres, no sólo por la ‘avaricia de Wall Street’, sino debido a las inexorables matemáticas de nuestro sistema bancario privado.

Este tributo oculto a los bancos aparece como una sorpresa para la mayoría de las personas, que piensan que si pagan sus cuentas de tarjetas de crédito a tiempo y no toman préstamos, no están pagando intereses. Esto, dice la doctora Kennedy, no es cierto. Comerciantes, proveedores, mayoristas y minoristas en toda la cadena de producción, dependen del crédito para pagar sus cuentas. Tienen que pagar mano de obra y materiales antes de obtener un producto para vender, y antes de que el comprador final pague por aquel 90 días después. Cada proveedor en la cadena añade intereses a sus costos de producción, que se transfieren al consumidor final. La doctora Kennedy resalta cargos por intereses que van desde el 12% para la recolección de basura, un 38% por agua potable, hasta un 77% por arrendamientos en la vivienda pública en su país natal, Alemania.

Sigue leyendo

Bancos públicos: De ovejas negras a líderes globales

Publicado el 8 de marzo de 2012 por Ellen Brown

Alguna vez la oveja negra de las altas finanzas, los bancos de carácter público pueden tranquilizar a los depositantes sobre la seguridad de sus ahorros, y pueden ayudar a mantener un enfoque en la inversión productiva en un mundo en el que la regulación financiera eficaz sigue siendo más una aspiración que una realidad.

Centre for Economic Policy Research, VoxEU.org (Enero de 2010)

La banca pública es un concepto relativamente desconocido en los Estados Unidos. Sólo un estado —Dakota del Norte— posee su propio banco. Dakota del Norte es también el único estado que evadió la crisis crediticia de 2008, luciendo desde entonces un superávit presupuestal todos los años; pero los escépticos descartan esto como casualidad u otros factores. La percepción común es que los burócratas son malos empresarios. Para determinar si los bancos públicos son activos o pasivos, tenemos que mirar más lejos.

Sigue leyendo

“El Banco de Dakota del Norte: ¿un modelo para Massachusetts y otros estados?” — Respuesta al informe de mayo de 2011 de la Reserva Federal de Boston

Publicado el 1 de junio de 2011 por Ellen Brown

La semana pasada, el Banco de la Reserva Federal de Boston (FRBB) publicó un informe titulado “El Banco de Dakota del Norte: ¿Un Modelo para Massachusetts y Otros Estados?” El informe confirma que el Banco de Dakota del Norte (BND), es una prudente y bien administrada institución financiera que opera, en colaboración con los bancos comunitarios, como un respaldo económico efectivo frente a las contracciones del crédito. El informe también muestra cómo el BND ha evolucionado a lo largo de los años en emplear su base de activos, inyectando cada vez más liquidez en su economía mientras mantiene prácticas de préstamos conservadoras.

Sigue leyendo