“El Banco de Dakota del Norte: ¿un modelo para Massachusetts y otros estados?” — Respuesta al informe de mayo de 2011 de la Reserva Federal de Boston

Publicado el 1 de junio de 2011 por Ellen Brown

La semana pasada, el Banco de la Reserva Federal de Boston (FRBB) publicó un informe titulado “El Banco de Dakota del Norte: ¿Un Modelo para Massachusetts y Otros Estados?” El informe confirma que el Banco de Dakota del Norte (BND), es una prudente y bien administrada institución financiera que opera, en colaboración con los bancos comunitarios, como un respaldo económico efectivo frente a las contracciones del crédito. El informe también muestra cómo el BND ha evolucionado a lo largo de los años en emplear su base de activos, inyectando cada vez más liquidez en su economía mientras mantiene prácticas de préstamos conservadoras.

El informe sugiere, sin embargo, que la conformación de un banco de propiedad estatal, probablemente no vale la pena en Massachusetts. Estamos respetuosamente en desacuerdo. A continuación, la respuesta del Instituto de la Banca Pública (Public Banking Institute) a las conclusiones reseñadas en el informe:

  • El rol más importante del BND en 2011, está en funcionar como un socio para el otorgamiento de préstamos para los numerosos pequeños bancos de Dakota del Norte.

Si bien reconoce que el BND provee importantes ventajas financieras (mejores márgenes de capitalización y aumento de la rentabilidad) a los bancos comunitarios, el informe del FRBB sugiere que esta función es menos importante para otros Estados, incluyendo Massachusetts, ya que tienen a los ‘bancos de los banqueros’ sirviendo de esta forma, y cuentan con muchas grandes instituciones bancarias en las ciudades más grandes, las cuales pueden llevar a cabo proyectos de préstamos complejos.

Si bien puede ser cierto que los grandes bancos radicados en Wall Street están dispuestos a asumir proyectos complejos de crédito local, el hecho es que no lo están haciendo de manera adecuada. Se ha reportado que están más interesados ​​en usar la extremadamente baja tasa de fondos de la Fed de la actualidad, para especular, invertir en el exterior, o invertir en bonos del Gobierno libres de riesgo, beneficiándose del margen en las tasas de interés (spread). Lo que es más, están apalancándose en los activos e ingresos de los Estados para sus inversiones. Los bancos estatales podrían recuperar este margen (spread) para sus propias necesidades locales.

Los bancos de los centros de dinero por fuera del Estado, ahora dominan el negocio de la banca en nuestras principales ciudades, desplazando a los bancos locales que estarían interesados ​​en la realización de proyectos complejos locales, si tuvieran el capital y otros recursos para hacerlo. Un banco de propiedad estatal puede proporcionar estos recursos, al igual que el BND lo hace para los bancos locales en Dakota del Norte.

En cuanto a los privados Bancos de los Banqueros en el Estado, citamos una respuesta anterior por parte del Centro de Innovación del Estado (Center for State Innovation):

Los datos financieros trimestrales compilados por el Consejo del Banco de los Banqueros (Bankers’ Bank Council), estiman que estos Bancos de los Banqueros ofrecen sus servicios al 58% de los bancos en sus respectivos mercados. Sin embargo, esto deja un poco más del 40% del mercado bancario sin ser atendido por el pequeño número de Bancos de los Banqueros que existen. Además, el mercado de los Bancos de los Banqueros está dominado por un banco: cerca del 30% del mercado (en términos de depósitos y activos) es controlado por el TIB: El Banco de los Banqueros Independientes (The Independent Bankers Bank), con sede en Texas [desde luego no es un banco de Massachusetts]…

Las instituciones públicas compiten productivamente con las privadas en una amplia gama de sectores: educación, energía, servicio de correo, préstamos estudiantiles, servicios de biblioteca. El sistema de la Reserva Federal provee servicios que los Bancos de los Banqueros de naturaleza privada también podrían proporcionar, pero sobre el que la mayoría coincide en que su existencia es indispensable para el sector bancario.

Dakota del Norte es un excelente ejemplo: tiene tanto un gran banco de propiedad estatal, en buen estado financiero y de larga data, como un Banco de los Banqueros de carácter privado, operando en el mercado estatal del crédito. El United Bankers’ Bank, con sede en Minnesota, trabaja con los bancos comunitarios en Dakota del Norte e incluso es miembro de la Asociación de Banqueros de Dakota del Norte — por cierto estando muy a favor del Banco de Dakota del Norte. Y a pesar de que el United Bankers’ Bank y el Banco de Dakota del Norte ofrecen algunos servicios similares, esto no significa que no haya suficiente mercado para los dos. De hecho, en los últimos 7 años, el United Bankers’ Bank ha más que duplicado sus activos y base de depósitos, contando ahora con más de 640 millones de dólares en activos y 440 millones en depósitos.

  • La voluntad y la capacidad de un banco de propiedad estatal para compensar una gran contracción del crédito, no se ha demostrado aún.

La figura 8, de la página 13, del informe del FRBB, muestra que Dakota del Norte escapó de la crisis de crédito con la menor tasa de ejecuciones hipotecarias en el país. Esto no se debe a una característica exclusiva del mercado inmobiliario de Dakota del Norte, ya que el mismo gráfico muestra un gran incremento en las ejecuciones hipotecarias en el Estado en la década de 1980. ¿Qué cambió? la fiigura 2, en la página 8, muestra que en la década de 1980, el BND estaba invirtiendo en títulos y sus equivalentes en efectivo en vez de en préstamos. La tasa de ejecuciones hipotecarias bajó en correlación directa con el cambio en la estrategia de inversión del BND, pasando de los títulos a los préstamos. Creemos que estos datos demuestran claramente el efecto positivo que el BND ha tenido en la compensación de la reciente crisis financiera.

  • Con la posible excepción de la Gran Depresión, las contribuciones del BND para estabilizar la economía y las finanzas del Estado, parecen haber sido relativamente menores.

Una vez más, no estamos de acuerdo. Un sector bancario estable es esencial para la salud y estabilidad de la economía de un Estado, y el BND ha contribuido claramente a la salud y la diversidad del sector bancario de Dakota del Norte. El estado de Dakota del Norte tiene el mayor número de bancos per capita de cualquier Estado, y no ha habido quiebras bancarias en más de 11 años, a diferencia del resto de los Estados Unidos, que ha visto cientos de quiebras de los bancos sólo en el últimos 3 años.

  • Los costos potenciales de la puesta en marcha de un banco de propiedad estatal, podrían ser significativos.

El método de cálculo del FRBB para estos costos (página 19), es dudoso por decir lo menos. El reporte toma los 2 millones de dólares de capitalización del BND en 1919, los multiplica por el 12.5 ‘de ajuste por inflación’, luego multiplica por otro ajuste de 13 por ‘crecimiento’, para llegar a una cifra de 325 millones de dólares. A continuación, hace un ajuste a la escala del tamaño de la economía de Massachusetts, para llegar a 3600 millones de dólares como la cantidad de capital necesario para constituir un banco. Esto parece un grave caso de doble contabilidad. Lo que es más, existen maneras mucho más precisas de determinar los requerimientos de capitalización de un banco moderno que mirar los requisitos para la banca de 1919.

Las necesidades de capitalización varían, dependiendo del tamaño del banco que la legislatura decida. Al día de hoy, un banco podría iniciar con tan poco como 20 millones de dólares. El banco puede comenzar pequeño y crecer. Además, su base de capital no tiene que provenir del presupuesto o de los ingresos fiscales. El ‘capital’ es una inversión, no un gasto. Puede provenir de los fondos existentes para imprevistos (provisiones) y otros fondos de inversión ociosos o de una emisión de bonos.

  • Massachusetts y otros Estados, deben iniciar las discusiones de reforma al sector financiero, mediante la identificación de los problemas que la política pública tiene que abordar.

Esto es obviamente una buena idea, pero en varios lugares del informe, el FRBB ofrece como su solución preferida «la adopción de políticas que complementen los programas de préstamos federales actuales». La Reserva Federal es la entidad encargada de supervisar muchos de esos programas, por lo que la solución propuesta sería lo que hay que esperar. Sin embargo, se sostiene que los programas de préstamos federales en buena medida no han logrado alcanzar sus objetivos.

El director de la Fed, Ben Bernanke, ha declarado que las líneas de crédito de dinero fácil a disposición de los bancos ‘demasiado grandes para quebrar’, no pueden ponerse a disposición de los gobiernos estatales y locales; y los fondos aportados por el gobierno federal, pronto serán dados de baja. Como se señaló en un informe por parte del Massachusetts Budget and Policy Center (Centro de Presupuesto y Políticas de Massachussets):

Durante la presente crisis fiscal, el Estado se […] ha apoyado en más de 1500 millones de dólares al año en la Ley de Recuperación (Recovery Act) y fondos similares de parte del gobierno federal. Estos fondos federales jugaron un papel importante en ayudar a los Estados a proteger servicios vitales y a evitar aumentos de impuestos adicionales durante la recesión, sin embargo, esos fondos desaparecerán para el año fiscal 2012. Los economistas han advertido que esta terminación de los esfuerzos federales para proteger y crear puestos de trabajo —mientras la economía sigue siendo débil — probablemente desacelerará nuestra recuperación económica.

El Banco de Massachusetts, propuesto en la HO 1192, puede ayudar con estas necesidades de financiación. Al asociarse con bancos locales para proporcionar el crédito y la liquidez necesarios para una economía sana, y mediante el recibo de importantes ingresos no tributarios para el Estado, el propuesto Banco de Massachusetts, puede ser un importante motor para el crecimiento económico en el Estado.

________________

Artículo relacionado: De Dakota del Norte a Escocia: Explorando la Opción de un Banco Público

Lea más artículos aquí.

Extracto de un extra del DVD de Capitalism: A Love Story, documental de 2009 por Michael Moore.

________________

Ellen Brown es abogada, presidenta del Public Banking Institute y autora de doce libros, incluyendo al best seller Telaraña de Deuda. En su libro más reciente, The Public Bank Solution, explora los modelos históricamente exitosos de la banca pública a nivel mundial.

Ha escrito más de 200 artículos (disponibles aquí en inglés), varios de los cuales han sido traducidos al español, clic aquí.

Sus sitios web son telaranadedeuda.wordpress.com, www.webofdebt.com, www.ellenbrown.com y publicbankinginstitute.org

Fue conferencista de TEDxNewWallStreet 2012 en Mountain View (California).

El best seller Telaraña de Deuda ha sido publicado por editorial Almuzara (España). Clic aquí

Telaraña de Deuda como libro electrónico aquí

También disponible en Amazon, clic aquí

Síganos en Twitter:@telaranadedeuda

Traducción por Andrés Celis.

Anuncios

Una respuesta

  1. […] Más sobre el Banco de Dakota del Norte (EE.UU.): http://is.gd/fQ66Iv […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: